Ambientación Notas Novedad

La intervención de Marcela Sliva en La Angelina

18076724_1820674018251980_7636757834696791470_o

La ambientadora y productora de eventos Marcela Sliva se encargó de remodelar la estancia – salón de inspiración contemporánea. Nos cuenta la experiencia y el paso a paso.

La reconocida ambientadora y productora de eventos Marcela Sliva –Marcela Sliva Producción Creativa para Eventos– fue convocada para remodelar La Angelina Estancia Contemporánea.

El salón de fiestas y eventos se encuentra localizado en la ciudad de Unquillo, Córdoba, emplazada en un predio de 10 hectáreas. Con una arboleda de más de 3.000 variedades de especies autóctonas, regala a sus visitantes una privilegiada vista a las sierras chicas. Este imponente paisaje, apreciable en vistas de 180º gracias a la disposición de la construcción, está enmarcado por la arquitectura del salón, con fuerte inspiración contemporánea.

En ese marco de inspiración y ensueño, trabajó Sliva. “Que me hayan convocado para esta remodelación fue para mí un gran desafío, una enorme responsabilidad y una inmensa alegría”, nos cuenta.

“Desafío porque es un lugar increíble, desde su entorno hasta sus espacios interiores, que merecía la mejor y más adecuada intervención de mi parte. Responsabilidad porque al trabajar en la ambientación de eventos desde hace tantos años, sé apreciar y valorar los detalles que hacen de un lugar, el más adecuado para desarrollar los mejores eventos y poder además hacerlos con las comodidades y la estética más destacada. Y una gran alegría, ¡porque nada mejor que trabajar en lo que a uno tanto le gusta! Brindando sugerencias y proponiendo realizar ciertas innovaciones que todo lugar a lo largo de los años necesita ir incorporando, para renovar etapas y con ellas continuar brindando nuevas posibilidades a los clientes”.

¿Cómo fue el comienzo de la intervención en La Angelina?

En la primer etapa comenzamos y nos detuvimos, en resolver el interior del salón principal. Como todo lugar destinado a la realización de eventos, el espacio debía seguir brindando y mejorar aún la posibilidad de cambiar, adaptarse, mutar según las diferentes ambientaciones que se decidieran hacer en cada nueva fiesta. Por lo tanto, mi idea fue sugerir una estructura madre que sirviera de sostén y base para las intervenciones que cada ambientador/a quisiera realizar. Instalaciones de velas, de flores, de portarretratos, de cuadros, de macetas, de adornos, etc, etc. Así nació y se planteó la GRAN ESTANTERÍA EN ALTURA, de considerables dimensiones, que se moduló con materiales muy nobles, hierro y madera, a lo largo de un importante sector del salón principal.

¿Qué nos podés contar de la intervención en la barra del salón?

A continuación, la barra acompaña con líneas muy puras el diseño de toda esta intervención, a fin de que pueda ser intervenida conjuntamente con todo el espacio sin competir con ningún estilo. Sobre la misma se alza una importante estructura de hierro conformando grandes volúmenes livianos, que guardan el mismo tratamiento estético de las líneas planteadas en la gran estantería, y que sirven como puntos de anclaje para la instalación de cualquier tipo de elementos.

¿Cuál es la importancia de los espacios aéreos en la ambientación?

Siempre, en salones de estas dimensiones, la intervención de los espacios aéreos es fundamental y proporcionarle al lugar estas posibilidades de contar con estructuras de las cuales tomarse al momento de ambientar, era una necesidad clave.

“Acompañando estos volúmenes superiores surge una pérgola de hierro que se emplaza a lo largo de todo el recorrido de la barra, y que es el sostén de 3 importantes lámparas de iluminación, realizadas en hilo de yute tejido a mano, con líneas ultra minimalistas y una cálida textura de luz tamizada a través de la trama de su tejido”.

¿Cuál fue una de las decisiones más importantes del proceso de intervención?

Una decisión importante en todo este proceso fue la de separar la cabina de sonido, que originalmente compartía el mismo sector de la Barra, estando ubicada a continuación de la misma. Al convivir dos actividades tan diferentes en el mismo sector, se presentaban dificultades lógicas en el uso del espacio, uno con necesidades de mayor intimidad como la tarea del sonidista y otro dirigido y abierto totalmente al público como es la atención desde la Barra. Por esa razón decidimos independizar ambas actividades generando un espacio aparte donde se implantó la cabina de sonido, en el lado opuesto del salón, en frente a la Barra. Su diseño mantiene las líneas estéticas puras, que planteamos para toda la intervención.

¿Qué decisiones tomaste para renovar la iluminación del espacio?

Otro punto a destacar es la iluminación, un ítem central en mis intervenciones y clave para lograr despertar sensaciones en cualquier espacio y … éste no fue la excepción. Se trabajó y se invirtió mucho en este punto y los resultados están a la vista!!. Todo el salón se iluminó de manera integral, pero en especial la gran estantería tuvo un tratamiento particular en cada detalle, tal es así que al prender las luces que contiene en su estructura, la sensación visual es la de ver encendidas las velas que están ubicadas en sus estantes, aunque estas permanezcan apagadas. ¡Es casi mágico!

¿Cómo elegiste la paleta de colores?

En cuanto a los colores, incorporamos un importante cambio, pasamos del blanco al gris oscuro. La premisa fue además de trabajar con un color neutro para brindar una base homogénea para cualquier tipo de ambientación, otorgarle mayor calidez al lugar y crear una ambiente acogedor, que abraza y contiene.

Agregar comentario

Click aquí para publicar un comentario